Todas aquellas personas que inician una empresa o negocio no son inicialmente muy conscientes de los beneficios importantes que les puede producir una página web. El objetivo no es sólo que tu marca “este en la red”, sino tener visibilidad y alcance, que exista un tráfico web recurrente hacia un sitio web y esos visitantes puedan conocer e interesarse en el producto/servicio y finalmente se conviertan en clientes. Pero esto no es el único beneficio específico que una página web puede brindar.

Aquí te dejamos los beneficios adicionales de contar con un sitio web para cualquier proyecto o negocio que tengas en mente.

Beneficios de tener una página web en tu empresa

Una página web es mucho más que una carta de presentación de la empresa en Internet. Es un sitio para conseguir nuevos clientes y mantener a los antiguos. Veamos qué beneficios te produciría:

  • Los clientes de tu ciudad te encontrarán más fácilmente. En lugar de salir las páginas amarillas o la web de un informe fiscal sobre tu empresa, saldrá tu negocio, con aquello que tú dices sobre ti mismo.

 

  • Tendrás un escaparate donde ofrecer tus productos y/o servicios. Y dependes de ti mismo para darlos a conocer. A diferencia de si sólo vendes en el ámbito offline, donde el que no pasa por tu calle, generalmente, nunca te llegará a conocer.

 

  • Podrás acceder a clientes a los que hasta ahora no habías podido acceder, vendiendo no sólo en tu ciudad, sino en otros lugares de España y del mundo.

 

  • Tendrás una plataforma para crear una lista de suscriptores, es decir, personas que se suscribirán por correo electrónico a tus actualizaciones y que, cuando quieras promocionar un producto o servicio u oferta, podrán recibirlo directamente en su correo.

 

Pero, además de todo esto, es importante contar con un buen diseño web, tener un dominio y un hosting propio y demostrar a los recién llegados que eres una empresa seria y que tienes lo que van buscando. Tampoco te sirve de mucho tener un gran número de visitas si todas se van tan pronto como llegan.

Por supuesto, es necesario comprender que no por el hecho de contar con una web se consiguen todos nuestros objetivos. Hay que trabajarla, generar contenido de valor, ser paciente y atender a los clientes que nos piden información. Haciendo esto, no sólo tendrás una página web; tendrás un canal para obtener ventas con beneficios reales y escalables para tu negocio.