Webp o «weppy» que es como muchos lo pronuncian, es un formato gráfico en forma de contenedor que surge en el año 2010 de la mano de Google y que soporta tanto la compresión con pérdida como sin ella. Un formato derivado del estándar de vídeo VP8 desarrollado por On2 Technologies y que Google adquirió ese mismo año.

A partir de ese momento, fue el propio Google quien desarrolló aún más este formato añadiendo nuevas características y el que se encargó de que el propio motor de su navegador Chrome, comenzase a soportar este formato de compresión.

En definitiva, se trata de un formato de archivo creado por Google para reducir el tamaño de las imágenes y así disminuir el tiempo de carga de las mismas. Algo que por otra parte, se ha convertido en una necesidad debido a que hoy en día, la mayor parte del tiempo que navegamos por Internet, lo hacemos desde el móvil. De esta manera se produce un ahorro en el ancho de banda y por lo tanto, una carga más rápida de las imágenes de aquellas webs que utilizan este formato de imagen.

Aproximadamente, las imágenes en este formato de compresión son un 30% más pequeñas que la misma imagen en otros formatos habituales como JPG, JPEG o PNG con la misma calidad de imagen y basados en sus propios métodos de compresión. Mientras que los archivos en formato JPG se basan en un método de compresión con pérdida, los archivos PNG hacen lo mismo pero sin pérdida, y son los WebP los que admite ambas posibilidades.

Ventajas e inconveniente de WebP frente a JPEG

El formato JPG o JPEG lleva siendo el más utilizado en Internet desde hace décadas, sin embargo, WebP ha demostrado sin mucho más eficiente gracias a una de las principales ventajas sobre JPG, ya que ofrece un método de compresión con pérdida y otro sin pérdida. No obstante, este forma ofrece otras ventajas como:

  • Ahorro de espacio: Como ya hemos comentado, el formato de compresión de WebP hace que las imágenes ocupen mucho menos espacio en nuestro disco o servidor con la misma calidad de una imagen en formato JPG o PNG.
  • Tiempo de compresión reducido: No solo es importante que ocupen poco espacio, sino que también es determinante que la carga en el navegador sea rápida. En este sentido el formato creado por Google supera también con creces los tiempos de descodificación y carga de otros formatos de imágen.
  • Soporte de transparencia: Además, es un formato que soporta la transparencia de imágenes.
  • Soporte de animaciones: Y por si fuera poco también soporta animación, lo que le convierte también en un gran rival del formato GIF.

Pero como todo no podía ser perfecto, también debemos tener en cuenta ciertos detalles de este formato. Uno de ellos es su resolución máxima en píxeles, 16.383×16.383. Aunque es muy grande, lo cierto es que resulta mucho menor que la resolución máxima ofrecida por JPEG, ya que alcanza los 65.535×65.535 píxeles, aunque es cierto que nunca vamos a usar imágenes a ninguno de estos tamaños en una web.

El otro gran detalle a tener en cuenta es la limitación que ofrece el formato WebP con respecto a algunos navegadores, ya que no es posible abrir este formato de archivos con la mayoría de aplicaciones para la visualización de imágenes.

Cómo abrir y convertir archivos WebP

Si somos de los que usamos el navegador web de Google, es posible que al descargar una imagen en formato WebP, si tenemos Chrome como navegador predeterminado en nuestro equipo, lo más seguro es que se nos asocie el propio navegador como aplicación predeterminada para abrir la imagen.

Si no es así, podemos abrir una imagen en este formato con el simple hecho de arrastrarla sobre una ventana de Chrome. Otros navegadores basados en Chromium también nos ofrecen este soporte, aunque puede que ciertas versiones más antiguas todavía no lo soporten. Algo que también nos puede ocurrir con otros navegadores webs, por lo tanto, podremos echar mano de nuestro navegador para abrir una imagen en este formato en función del navegador y su versión.

Pero si lo que queremos es abrir una imagen en este formato con alguna herramienta de visualización o edición de imágenes, entonces tendremos que buscar una que soporte este formato. Si eres de los que usas Photoshop, seguro que ya te has dado cuenta que si intentamos abrir un archivo WebP, la herramienta de Adobe nos mostrará un mensaje indicando que no es posible debido a que no es el tipo de documento correcto.